Hazlo tú mismo

Ducha aromática relajante

Hay aromas que instantáneamente generan una sensación de bienestar y para mí, el del eucalipto, es uno de ellos… además de que me recuerda mucho a la casa de mis padres.

Las propiedades medicinales de esta planta son indiscutibles. Es relajante, bactericida, antiséptica, antiinflamatoria, brinda claridad mental, abre las vías respiratorias y posee un efecto antiestrés, entre otras bondades.

De una manera económica y súper simple, puedes convertir tu casa en el mejor spa y disfrutar de cada uno de los beneficios del eucalipto durante la ducha… Para comenzar, si no dispones de esta planta o tienes algún buen vecino que pueda regalarte un manojo, puedes encontrarla en el mercado más cercano a tu casa o en una tienda de herbolaria. Yo la conseguí en el Mercado de Medellín -Ciudad de México-. Es muy importante que las hojas de eucalipto estén frescas. De esta manera las hojas podrán desprender su poderoso aceite con ayuda del vapor y nosotros tomar una ducha aromática y relajante con múltiples beneficios para la salud.

Una vez que regreses a tu casa, lo único que quedará por hacer será colgar las hojas de eucalipto en la ducha. Yo utilicé henequén para atarlas pero puedes utilizar cualquier material reciclable que tengas a la mano.

Pruébalo y cuéntame tu experiencia. Seguro te encantará…

Share Button

You Might Also Like