NATURALEZA URBANA

En tiempo de siembra y cosecha, se aprende; en invierno, se cuida…

Cuando se habla de alimentación saludable y natural, muchos la asocian a una deliciosa comida colorida y liviana servida en un plato. Otros piensan muy diferente: cuidar de su propio huerto orgánico, sembrar, cosechar, combinar sabores, texturas y crear platillos únicos… una cocina natural, de la tierra; que va del huerto a la mesa.

Comprometidos con el medio ambiente y en asegurar un producto de máxima calidad, muchos “horticultores urbanos”, transformaron espacios reducidos en jardines saludables. Albahaca fresca, tomillo, laurel, tomates cherry y lechuga -entre otros-, son cultivados bajo las reglas de calidad green, colorean y perfuman patios, balcones y/o terrazas de grandes ciudades mexicanas. Es la misma naturaleza la que dicta los productos que  se deben consumir en cada temporada y de esa manera abre la posibilidad de elaborar una cocina estacional, sana y equilibrada.
Invernalia.006Invernalia.005Invernalia.007
Pero, a pesar de las ganas y el ingenio, la dedicación y la paciencia para verlas crecer, hay ciertas ocasiones en las que el clima puede provocar acontecimientos que no favorecen al desarrollo de las verduras y hortalizas: el viento, capaz de quebrantar los tallos; el frío intenso y las heladas, capaces de quemar las hojas y los nuevos brotes; las lluvias fuertes y el granizo, causantes de grandes destrozos tanto a frutos como a plantas…

Como respuesta a los daños causados por posibles amenazas externas, surgió Invernalia, una empresa ideada por dos jóvenes mexicanos que diseñan estructuras -invernaderos- funcionales capaces de producir un microclima ideal para el cuidado y el cultivo de verduras y hortalizas en casa.
Invernalia.002Invernalia.003Invernalia.004
Con un diseño personalizado -que se adapta exactamente a las necesidades de cada proyecto-, con estructuras compactas, versátiles y asesoramiento profesional, Invernalia implementa en las huertas urbanas, un sistema de invernaderos que posibilita controlar algunas variables climáticas -temperatura, humedad del aire, radiación solar y viento-. Esta alternativa, que propone Invernalia,  es sin duda una gran opción a la hora de pensar en eficiencia productiva y calidad.

Share Button

You Might Also Like