COMERCIO JUSTO

EnRedArte, comercio justo y solidario

La riqueza cultural se expresa en los más diversos tipos de manifestaciones artísticas de carácter innovador, sea porque son singulares o porque asumen aspectos peculiares en consonancia con la tradición e historia local. La artesanía es un ejemplo. A través de las manos de los artesanos, simples materiales y grandes ideas se transforman en verdaderas obras de arte, registrando el modo de ser y vivir de una comunidad.

México es un país pluricultural, en todo el territorio se extiende una  gran diversidad de referencias artesanales que se revelan a través de las más variadas expresiones. Sea en madera, en cerámica, en fibras, en vidrio, en barro, en hierro, en telas/hilos, entre otros; el hacer artesanal es uno de los grandes patrimonios del pueblo mexicano.

Estimular la actividad artesanal es una alternativa recurrente en muchas iniciativas relacionadas a la Cultura Local. Con la perspectiva de fortalecer el desarrollo de la artesanía mexicana,  EnRedArte -Organización No Gubernamental, sin fines de lucro- genera redes de cooperación para la creación de negocios sociales artesanales basados en el comercio justo y la economía solidaria.

Respetando la tradición y la cultura local, EnRedArte busca asesorar y fomentar actitudes emprendedoras sustentables; promover la cultura de la cooperación y la responsabilidad social; y articular vínculos que aumente la participación de la artesanía en la producción local, regional, nacional e internacional. Trabajando de forma horizontal en proyectos comunes, esta organización mexicana, logra además de la inserción y la permanencia de las comunidades artesanales e indígenas mexicanas en la economía formal,  una mejoría en su calidad de vida.

enredarte.013

Impulsadas por programas de expansión y desarrollo sustentable, las comunidades alineadas con EnRedArte están logrando fusionar consciencia de identidad cultural local, bienestar, crecimiento económico, comercio justo y el impulso de una economía solidaria. Ellas son:

Santa Mónica, Hidalgo: Localidad situada en el Municipio de Tenango de Doria. Tiene 1,145 habitantes, todos hablan Ñañu (otomí) como primer lengua y sólo algunos hablan bien el español. Desde diciembre del 2012, EnRedArte colabora con un grupo de mujeres emparentadas bordadoras de tenangos.

San Pedro Arriba, Estado de México: Localidad situada en el Municipio de Temoaya. Tiene 2,987 habitantes, es una población 85% indígena en donde se habla el Ñañu. Actualmente el colectivo de mujeres Tashi Deni (flor blanca en su lengua) y EnRedarte, trabajan de la mano para la creación de su propia cooperativa administrada por las artesanas.

Gualupita, Estado de México: Poblado situado en el municipio de Santiago Tianguistenco. Tiene poco más de 7,000 habitantes  y es conocido mundialmente por su fino trabajo en bordado de lana borrego. EnRedArte participa en la comercialización de los productos de un grupo familiar en el extranjero.

enredarte.014

Sabemos que la búsqueda por mejores condiciones de vida, lleva a que las sociedades reflexionen acerca de cómo amenizar las discrepancias sociales que existen en muchas comunidades. La actividad artesanal es una alternativa que posibilita no sólo la inserción social, sino también rescata la autoestima de los excluídos. EnRedArte genera oportunidades, fortalece la artesanía mexicana de forma integradora logrando transformarla en la base sustentable del desarrollo local.

Definitivamente, tiene un notable papel de transformación en las comunidades con la que trabaja.

Share Button

You Might Also Like