Belleza Orgánica

Kuru, una fortaleza para tus uñas

Las manos hablan por sí solas. No sólo reflejan la edad, el estilo de vida y hábitos que uno lleva a cabo; sino que también transmiten rasgos de la personalidad, como nuestra seguridad y confianza.

Definitivamente unas manos bien cuidadas hacen la diferencia. Para su piel, existen jabones artesanales, exfoliantes y cremas hidratantes 100% naturales con vitaminas que siempre son un buen aliado ante la necesidad de nutrirlas, protegerlas y mejorar su apariencia día tras día… Pero en el momento de embellecer nuestras uñas, ¿sabemos elegir el esmalte correcto?

Como todo producto cosmético, el barniz de uñas no es una excepción, y tiene una historia. Sus orígenes se remontan a la civilización egipcia en la que elementos de la naturaleza, como la henna -tinte natural-, les permitía pintar sus uñas así como también marcar un status social. Con el tiempo, además de tintes naturales se comenzaron a incorporar, en otras culturas, elementos como la cera de abeja y la goma arábiga. Ya en el siglo XX, con el surgimiento de la industria cosmética, los avances científicos y tecnológicos, se lanza el esmalte para uñas sintético -inspirado en la pintura para coches-, que además de prometer un amplio abanico de colores, garantiza brillo y durabilidad.

Actualmente, existen empresas que deciden regresar a los orígenes y con dedicación, trabajo artesanal e incorporando en sus fórmulas ingredientes naturales, nos ofrecen productos cosméticos de excelente calidad con el plus de ser amigables con el medio ambiente y nuestra salud. Una empresa que viene ganando protagonismo, en lo que se refiere a esmaltes ecológicos, es Kuru.

kuru.014

Con un nombre que remite a “Fortaleza” según la cultura Wixa (Huichol), Kuru posee una personalidad definida que procura promover y rescatar los colores y materiales utilizados en las culturas prehispánicas de México. Todos los esmaltes están elaborados artesanalmente con pigmentos orgánicos y se caracterizan por ser “4Free”, es decir, exentos de formaldehído (conservantes), tolueno y ftalatos (disolventes) y alcanfor. Además no contienen parabenos, son hipoalergénicos y libres de crueldad animal.

kuru.015

Los tonos que ofrece Kuru, cambian según las tendencias de cada temporada. Aunque algunos modelos son texturizados o brillan en la oscuridad, la mayoría de ellos tiene acabado semi-mate.

Proponiendo femineidad, diseño y respeto por el medio ambiente, Kuru combina cristal, madera reciclada y encaje de bolillo artesanal en el envase de cada uno de sus esmaltes.

Sin lugar a dudas, Kuru demuestra que la belleza y la moda pueden sintonizarse con aquellos que elijan consumir de una forma + consciente y responsable.

Share Button

You Might Also Like