GOURMET

Slow Food, comportamiento + sustentabilidad

Fusionar placer y alimentación con conciencia y responsabilidad es uno  de los objetivos de los adeptos del Slow Food.

En 1986 como respuesta a los efectos estandarizados del fast food, Carlo Petrini, lideró un movimiento que protestaba contra la instalación de un Mc Donald´s en plena Piazza di Spagna, en Roma. En la época, los adeptos, estaban preocupados con la desaparición de las tradiciones culinarias regionales debido al ritmo frenético del vivir y la falta de interés de las personas por la alimentación, su procedencia y el sabor de los ingredientes.

Fue así, que surgió Slow Food, un movimiento eco gastronómico internacional, sin fines de lucro, que promueve la difusión de una nueva filosofía que combina placer y conocimiento. Para ellos, la única forma de agricultura que puede ofrecer una perspectiva de desarrollo es la basada en la sabiduría de las comunidades locales, siempre en armonía con el ecosistema.  Además, defienden la biodiversidad en la oferta alimentaria, impulsan la educación del gusto, la protección del patrimonio alimenticio, tradicional, cultural; y el vínculo entre productores de alimentos artesanales de calidad con co-productores (consumidores).

La sede internacional del Slow Food está en Bra, Italia; y actúa tanto local como mundialmente. Actualmente está presente en 150 países con una red de más de cien mil socios agrupados en asociaciones locales llamadas “convivium”, que trabajan para defender su cultura alimentaria local.

El movimiento Slow proporciona herramientas al individuo para que su vida no sea una mera sucesión de hechos encadenados, desprovisto de emociones. Su intención es iluminar la posibilidad de llevar una vida más plena y desacelerada, haciendo que cada individuo pueda controlar y apropiarse plenamente del momento que vive y además, poder disfrutar completamente del placer del buen comer.

En México, existen más de 20 “convivium” que transmiten la filosofía y están conectados con la red Slow Food de todo el mundo.

http://slowfoodmexicoycentroamerica.org/convivium.html

Además, la Red de Jóvenes de Slow Food México, busca a través de actividades y proyectos relacionados a la filosofía de Slow Food, que los jóvenes mexicanos mejoren la relación con el origen de sus alimentos; dándole un énfasis positivo y ameno a las diferentes problemáticas que existen en nuestro sistema alimenticio.

Share Button

You Might Also Like