Argentina Genera un cambio

Alquimia de teñidos naturales

taller tintes naturales colores

La naturaleza se expresa y con su generosidad, nos inspira a volver al origen y conectar con lo auténtico, lo real, lo natural… Su paleta de colores es fascinante, y de las plantas, flores, raíces, frutos y semillas se pueden extraer los más variados pigmentos para luego incorporarlos en nuestros procesos creativos. ¿Quién no se ha manchado alguna vez las manos con betabel / remolacha, frambuesas o tantas flores que dejan su colorido en nuestra piel?

La naturaleza nos regala sus colores. No es novedad. Los tintes naturales existen desde las civilizaciones ancestrales que han elegido esta técnica para dar color a sus obras artísticas como murales, objetos de uso cotidiano y vestimenta. Sin embargo, como lo natural lleva mayor inversión de tiempo y dinero, como muchas otras industrias, la textil se ha ocupado de agilizar sus procesos incorporando, por ejemplo, tintes artificiales -altamente tóxicos- que impactan negativamente en la salud humana, la fauna y el medio ambiente.

Pero no todo está perdido. Felizmente no dejo de sorprenderme con la cantidad de jóvenes emprendedores, diseñadores y artesanos que optan por descifrar los mensajes de la naturaleza a través de sus pigmentos, acercándonos su arte para hacernos partícipes de una nueva forma de consumo: un consumo local, consciente y responsable.

Y también, hay corazones generosos, como el de Mila; artesana textil y creadora de Ñandutí, que comparte sus conocimientos en su atélier ubicado en el barrio de Vicente López, en mi Buenos Aires querido, Argentina. Yo estuve ahí. Fui de las primeras en llegar ese día. Ansiosa, claro. Mis ganas de embarcar en una nueva oportunidad de aprendizaje, se hicieron presentes días antes cuando vi la publicación de su taller de Tintes Naturales…
taller fibras naturales cochinillataller cebolla fibras naturalestaller tintes naturales colores taller modificador de color ceniza

Entre mates y facturas, palabras como fibras naturales, mordiente, reacción, modificadores de color, pigmentos, taninos, dedicación y paciencia se vuelven protagonistas.. El efecto sorpresa, no tardaría en llegar. Se hace inevitable cuando de la cocina surgen los más fascinantes colores obtenidos de la cáscara de cebolla, yerba mate y cochinilla… Y será constante. Estará en nosotros mantenernos curiosos, creativos, continuar experimentando y haciendo de nuestras propias combinaciones, magia.
fibras naturales colores tallermortero taller eucalipto

fibras tintes naturales taller colores
Para quienes se encuentren en Buenos Aires, Mila imparte también talleres de Cestería con Fibras Blandas, Cestería en Mimbre, Bordado, Técnicas Textiles y Telar & Tapiz. Ella ya sabe que cuando esté por allá, la visito nuevamente.

You Might Also Like