Argentina Basura Cero Genera un cambio Hazlo tú mismo

Utilizar el compost es gratitud

Hábito.
(masculino)
Cualquier comportamiento repetido regularmente,
que requiere de un pequeño o ningún raciocinio y es aprendido, más que innato.

Desaprender para aprender. Aprender nuevos hábitos. Para muchos “insignificantes”. Para mí, reveladores.

Desde que comencé con Vanguardia Sustentable, me sumergí en un universo totalmente desconocido, que captó casi toda mi atención… el de la sustentabilidad. Como se imaginarán, fue sin duda, el punto de partida para pulir algunas acciones, informarme sobre nuevos temas e incorporar a mi día a día, nuevos hábitos; de esos que buscamos mantener en el tiempo.
 
Quienes me leen desde hace un tiempo, saben que México ha sido mi inspiración para crear este espacio en el que la sustentabilidad estuviese al alcance de todos… Ahora, en Argentina, me encuentro entusiasmada por comenzar una nueva etapa en la que tendré que descubrir alternativas locales que se conviertan en nuevos aliados que me ayuden a mantener aquellas acciones que se volvieron tan naturales en mi rutina diaria.

Por primera vez tendré mi propia compostera.

Para quienes aún no están familiarizados con este proceso, creo que está bueno definir de qué les estoy hablando: el compost es el abono natural resultante de la transformación de materia orgánica; es muy rico en nutrientes y tiene muchas enzimas y bacterias benéficas para el suelo. Quienes estemos interesados en llevar a cabo este proceso de manera doméstica, podemos utilizar una compostera, un recipiente – con características específicas – que contribuye a que podamos trasformar en casa, nuestros residuos orgánicos en compost o abono.  
 
Como algunos ya sabrán, en Ciudad de México, participaba del compostaje comunitario; juntaba mis residuos orgánicos – veganos – y una vez por semana o cada 10 días, los donaba a un huerto con el cual me gustaba colaborar. Actualmente, a través de Red de Compostaje conocí la propuesta de Terranova Composteras, un emprendimiento argentino enfocado en encontrar soluciones sustentables para el descarte de residuos. Gracias a ellos, podré compostar en casa los restos orgánicos que genere en mi cocina y devolverle a la tierra un poquito de lo mucho que nos da. 
 
Durante los próximos meses, mi compostera se convertirá en el mejor lugar para depositar restos y cáscaras de frutas y verduras, yerba, café, restos de poda y convertirlo en abono para las plantas de mi casa, familia y amigos.
Las composteras de Terranova tienen un design contemporáneo, están elaboradas en madera – material biodegradable, renovable, resistente, natural y no tóxico – y chapa galvanizada, están tratadas en aceite de lino para prolongar su vida útil y son libres de plástico. Hay tres tamaños de composteras, la mía que es la más pequeña, cuenta con 4 módulos con capacidad de 64 litros, ideal para un lugar de 2 o 3 personas. 
 
Estoy entusiasmada. Ya activé mi compostera con una base de hojas de diario y un poco de compost que venía en el kit. Durante los próximos 3 o 4 meses estaré compartiendo vía stories de Instagram, fotos y videos información útil para que te animes a compostar en casa. ¡Te espero!
 

Muchas veces, no se trata de lo que podemos obtener y sí de lo que podemos dar…

 

¡Gracias totales a Alejandro Ocvirk, creador de Terranova Composteras!

You Might Also Like